26 octubre 2010

Boleto de regreso

No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague, llegó la hora de volver a nuestra tierra, a disfrutar nuevamente con toda la familia luego de 5 años de muchas experiencias, amigos, hermosos lugares, paz y tranquilidad, de saber que tengo una esposa que me ama y ha sido el cariñoso apoyo que nos ha permitido vivir en estas tierras australes que recordaremos siempre ya que lo más amado que nos llevamos de aquí es a nuestra hija.

Gracias Magallanes, gracias amigos magallánicos. Algún día vamos a volver, y allí estará el kiosco Roca y de seguro será un día gris de viento fuerte y agua nieve. Un ciclo se ha completado y nuevamente comienza otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario